7.000 sistemas solares vinculados van a ayudar a la red central en Puerto Rico

Sunrun está desarrollando la primera planta de energía virtual en la isla utilizando sistemas solares y de baterías ya instalados.

Un técnico de Sunrun instala un panel solar en un techo en Puerto Rico. (Sunrun)
  • Link copied to clipboard

Read this article in English

Traducción por Maria Virginia Olano

Después de que el huracán Fiona azotara a Puerto Rico el 18 de septiembre, millones de puertorriqueños se quedaron sin electricidad durante días y semanas debido a fallas en la red eléctrica de la isla. Los hogares y empresas con paneles solares y baterías de almacenamiento, en contraste, pudieron mantener sus luces encendidas y alimentar equipos médicos cruciales después de la tormenta.

Un nuevo proyecto, anunciado el martes, tiene como objetivo cerrar la brecha entre quienes pueden acceder a los beneficios de los sistemas de energía solar y batería y quienes no pueden hacerlo directamente.

Subscribe to receive Canary's latest news

Más de 7.000 hogares formarán la primera planta de energía virtual (o VPP por sus siglas en inglés) en Puerto Rico. Una VPP es una red de sistemas solares y baterías que se conectan y son controlados de forma remota mediante software y redes de comunicaciones digitales. Sunrun está desarrollando el sistema de 17 megavatios, destinado a reducir las interrupciones de energía en la red eléctrica principal que sirve a la población en general.

Estas casas son los componentes básicos de lo que puede ser una red resistente, limpia y distribuida”, Chris Rauscher, director sénior de políticas y desarrollo de mercado de Sunrun, dijo a Canary Media. Habló por teléfono desde San Juan, donde miembros de las industrias de almacenamiento de energía y energía solar de Puerto Rico están reunidos esta semana para una cumbre anual.

La Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE), la empresa estatal de servicios públicos, seleccionó la propuesta de Sunrun para una VPP a fines del mes pasado como parte de un proceso regulatorio lento que se inició a raíz del huracán María de 2017. Ese desastre casi destruyó la red eléctrica de la isla y dejó a algunos residentes sin electricidad durante más de un año.

Frente a las fallas de la red central, muchos de los 3,2 millones de habitantes de Puerto Rico comenzaron a buscar sus propias soluciones. Hoy en día, aproximadamente 55,000 paneles solares con sistemas de batería de respaldo están instalados en toda la isla. Los residentes y dueños de negocios han seguido agregando miles más cada mes a medida que los clientes de servicios públicos continúan lidiando con cortes de energía persistentes, picos de voltaje dañinos y altos costos en sus facturas de electricidad.

Una de las instalaciones solares de azotea de Sunrun en Puerto Rico. (Sunrun)

Los proponentes de la energía renovable dicen que estos sistemas de energía solar y baterías representan un enorme recurso sin explotar” que podría ayudar a prevenir apagones para todos.

Sunrun, una empresa con sede en San Francisco, dice que comenzará a inscribir clientes, tanto nuevos como existentes, en su planta de energía virtual el próximo año, con planes para comenzar a operar en 2024. La red utilizará miles de baterías durante las horas de alta demanda al final de la tarde y al anochecer, casi todos los días del año. El objetivo es disminuir el uso de las plantas pico” de petróleo de la isla, que están situadas cerca de los centros de población y contribuyen a cantidades significativas de contaminación atmosférica.

Estamos trabajando mano a mano con la empresa de servicios públicos para comprender cuándo necesitan más energía”, dijo Rauscher, y cuándo podemos ayudar a diferir la necesidad de despedir plantas de energía pico de combustible fósil muy caras y muy sucias, y en su lugar mandar energía de nuestras baterías a la red”.

Para los clientes, unirse a la VPP será un proceso relativamente simple. Los sistemas de energía solar y batería de Sunrun ya tienen el software que la empresa necesita para controlar las baterías y conectarlas en red de forma remota. (Sunrun tiene una docena de otros proyectos VPP en operación o en desarrollo en los Estados Unidos). Es probable que los clientes también reciban incentivos financieros por unirse al proyecto de Puerto Rico, aunque Rauscher dijo que aún es muy pronto para discutir los detalles.

Otro desarrollador solar, Sunnova Energy, dijo que la VPP de 17 megavatios es una gota en el océano” cuando se trata del potencial de la energía virtual de Puerto Rico. Con casi 40.000 clientes de energía solar en la isla, Sunnova podría proporcionar 1.000 megavatios de recursos eléctricos durante los próximos 10 años si agregara virtualmente estos sistemas, dijo la compañía por correo electrónico.

Si bien el proyecto de 17 megavatios es solo el comienzo, también representa un hito significativo en un mar de obstáculos regulatorios que ha frenado los esfuerzos para aumentar los recursos de energía renovable en la isla. 

En el 2019, dos años después del huracán María, el gobierno de Puerto Rico adoptó una reforma radical de la política energética para acelerar la adopción de proyectos de energía renovable a gran escala y mejorar la resiliencia de la red frente a eventos climáticos extremos. La ley requiere que el 40 por ciento de la electricidad de la isla provenga de fuentes renovables en el 2025, y el 100 por ciento para el 2050, un aumento enorme sobre el 5 por ciento actual.

Como parte de esa transición, en febrero de 2021, la AEE buscó propuestas para plantas eléctricas virtuales de 150 megavatios en total. (AEE produce y procura el suministro de electricidad de la isla. Luma Energy, un consorcio privado, opera el sistema de transmisión y distribución).

Inicialmente, los funcionarios de la AEE expresaron su preocupación de que la tecnología VPP era demasiado compleja o requeriría mejoras significativas en las redes de telecomunicaciones. Pero finalmente parecieron decidirse por un plan para comenzar con proyectos piloto más pequeños.

El proyecto de 17 megavatios es la única VPP que ha salido de esa ronda de solicitud inicial hasta el momento, y Sunrun todavía tiene algunos obstáculos finales que superar. La compañía dice que está esperando la aprobación regulatoria por parte del Negociado de Energía de Puerto Rico y la Junta de Supervisión y Administración Financiera.

Esto ha llevado mucho tiempo en desarrollo”, dijo Rauscher, y agregó que las VPP serán una pieza fundamental de la red en el futuro”.

Maria Gallucci is a clean energy reporter at Canary Media, where she covers hard-to-decarbonize sectors and efforts to make the energy transition more affordable and equitable.